Las víctimas del terrorismo siempre llaman dos veces.

La RAF (siglas alemanas de Fracción del Ejército Rojo, también conocida como la banda Baader-Meinhof por el apellido de sus dos componentes más significativos), utilizó para asesinar al fiscal general Siegfried Bubak, el 7 de abril de 1977, el mismo método del que después se apropiarían los sicarios de la droga colombiana: una moto con dos ocupantes, el de adelante conduce, el de atrás dispara. Aquel atentado, en el que también murió su chofer, fue el aperitivo del conocido como “Otoño alemán”, intenso en atentados de la organización terrorista de izquierda radical más activa en la República Federal de Alemania de la posguerra. En la prisión de Stammheim regresa hoy, como en un viaje en el tiempo, se ha reabierto hoy el juicio contra la terrorista Verena Becker, de 58 años, por aquel crimen nunca resuelto.
Como en la novela de James M. Cain, “El cartero siempre llama dos veces”, la estrategia de la acusación ha sido acusar a Verena Becker con la esperanza de que, al sentirse acorralada, rompa el código de silencio que hasta hoy ha protegido al autor de los disparos. De la novela existen dos versiones cinematográficas, pero en cuanto vi aparecer a la terrorista ante el tribunal estuve segura de que la escena guardaba bastante más relación con la de 1946, protagonizada por Lana Turner, que con la posterior de 1981 con Jessica Lange. Apareció con unas glamurosas gafas oscuras que no cuestan menos de mil dólares y un cuidado look de sport de marca de alto standing. Nada que ver con la estética abertzale ni con el tradicional desaliño del Ira. Sus palabras ante el juez también parecían sacadas de un guión de cine: “Ya no hay tiempo para el arrepentimiento”.

En 1971, Becker dejó huellas genéticas (saliva en el sello) en el sobre del comunicado en el que la RAF reivindicó su autoría. No hay pruebas materiales de que fuese en aquella moto, cuyos ocupantes no han sido aún identificados, pero el hijo de Bubak y principal impulsor de la reapertura del proceso, Michael, ha luchado durante décadas porque cree que en el banquillo podría revelar información crucial sobre aquel asesinato, datos que muy posiblemente conoce y que podrían inculpar al hombre que disparó a su padre.
Los tres hijos de los asesinados, Corinna Ponto, Michael Buback y Jörg Schleyer, han firmado una carta pública a la canciller Angela Merkel pidiendo justicia. Verena Becker fue indultada en por el presidente Richard von Weizsäcker y no se resignan a que ese indulto selle para siempre el secreto sobre aquellos crímenes. Solicitan que se hagan públicos los documentos de los servicios secretos sobre los hechos y que la investigación corra a cargo de “una comisión internacional de criminólogos, juristas e historiadores”.

Becker fue detenida cuatro semanas después del asesinato del fiscal, junto al también miembro de la RAF Günter Sonnenberg, portando la pistola “Heckler und Koch 43” utilizada en el atentado. Ambos fueron condenados ese mismo año a cadena perpetua por el tiroteo previo a su detención y otros delitos, pero no en relación al asesinato del fiscal por falta de pruebas definitivas. Sigue sin conocerse la identidad de la persona que disparó con ese arma desde el asiento de atrás de la Suzuki 750 GS.
El historiador Wolfgang Kraushaar, en un libro que presentará esta semana, apunta a una trama entre Becker y los servicios alemanes de inteligencia, con los que la ex terrorista cooperó estando en la cárcel. Al igual que en la novela, el fiscal sospecha lo que ha ocurrido, pero no tiene pruebas para demostrarlo, por lo que acusa a la adúltera asesina, Cora, para enfrentarla con su amante y coautor del crimen, Frank.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s