Los tres mil Reyes Magos de Colonia

En dos mil años de historia no costa en los anales de la Iglesia que ningún Obispo haya predicado a sus fieles a través de una marioneta. El Cardenal Joachim Meisner de Colonia ha puesto fin a este vacío histórico y se ha presentado en la inauguración de la Campaña Sternsinger 2011 armado con un simpático títere del que se ha servido para animar a los más de tres mil niños que hoy recorrerán puerta a puerta las calles de esta ciudad alemana disfrazados de Reyes Magos y recaudando fondos para niños impedidos en países del Tercer Mundo.
Es curioso que, en la ciudad cuya catedral alberga las reliquias de los Tres Reyes Magos, la tradición celebre esta festividad, no recibiendo regalos, sino haciéndolos llegar a aquellos que más lo necesiten. Precisamente en eso consiste la Campaña Sternsinger. “Vosotros sois, para esos niños que sufren tanto, una bendición”, dijo el Cardenal Meisner a los tres mil voluntarios, a los que pidió que desayunasen fuerte para poder sostener debidamente las huchas que seguramente se irían volviendo pesadas a lo largo del día con las generosas dádivas de los habitantes del Obispado. Este consejo no fue tomado a la ligera, pues bien saben los participantes en la actual campaña que la del año pasado logró recaudar 2,58 millones de euros en las 546 parroquias que participaron y 40,6 millones en el conjunto de Alemania. Un grupo de avezados reyes magos bajitos, tomó incluso un tren hasta Berlín y llamó a la puerta de la mismísima canciller Angela Merkel, que los recibió gustosa y dio un empujoncito a la recaudación.
Esta tradición se parece bastante a la española de pedir el aguinaldo, a punto de extinguirse en los últimos reductos rurales en los que hasta hace no mucho se practicaba y en los que los mismos jóvenes y niños que no sienten pudor a la hora de pedir dulces bajo horrendos disfraces en la noche de Halloween, reniegan del canto de villancicos al niño Dios a cambio de una propina la noche de Reyes. Difiere de esta, sin embargo, en que la tradición no se cumple en beneficio propio, sino de terceros. Después de recibir el donativo, los Sternsinger, término cuya traducción equivaldría a “los que cantan a la estrella”, marcan con tiza en la puerta correspondiente la inscripción “CMB” (Cristus mansionem Bendicat), para que otros grupos cantores no insistan en ese punto.
La de este año es la edición número 53 y desde 1959 los Sternsinger ha recaudado una cantidad conjunta de 730 millones de euros dedicados a 58.700 proyectos en África, Latinoamérica, Asia, Oceanía y Europa del Este.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s